Programas de Formación Profesional
Gobierno Transparente Acceso a la Información Pública

Consejo Directivo del INSAFORP visita Zamorano

En el marco de una Misión Oficial, el Consejo Directivo del Instituto Salvadoreño de Formación Profesional (INSAFORP), visitó la Escuela Agrícola Panamericana, Zamorano, ubicada en Honduras, del 29 al 31 de agosto de 2013, con el objetivo de hacer un seguimiento del Programa de becarios, así como verificar los resultados y avances de los jóvenes participantes.

En un acto protocolario de bienvenida, el Rector de Zamorano, Dr. Roberto Cuevas García, destacó la calidad del programa de estudios que ofrece la Universidad.

Zamorano y la Asociación de graduados de esta Universidad, aprovecharon la ocasión para otorgar un diploma de reconocimiento por sus 25 años de graduado al Vicepresidente del INSAFORP, Ing. Ricardo Martínez, quien se mostró muy contento de recibir el reconocimiento.

El Presidente del INSAFORP, Lic. Ricardo Montenegro, se dirigió a los estudiantes asegurando que el compromiso de parte de las autoridades de Zamorano, es que los que llegan a tercer año, alcancen de diferentes maneras completar su carrera académica.  “Creemos que esta combinación de esfuerzos que hacemos tanto Zamorano como INSAFORP y en muchos casos sus padres de familias, es una combinación muy buena para lograr el objetivo de hacerlos a ustedes profesionales, pero el hecho de que estén ustedes acá cuatro años, los hace profesionales diferentes, no son cualquier profesional, ustedes salen aquí con muchos conocimientos, salen con una mística especial del método aprender haciendo, del Zamorano que los diferencia de los jóvenes de sus misma edad que están en El Salvador, porque la educación de ustedes es superior y es mejor, y eso los compromete primero a terminar bien sus estudios académicos y segundo a regresar al país a devolverle un poco de lo que el país les ha dado a ustedes”, expresó.

Por su parte, los estudiantes, a través de este Medio Informativo, dieron a conocer sus experiencias, expectativas y proyecciones a futuro, siendo las siguientes:

“La oportunidad que nos da INSAFORP de venir a Zamorano, representa un avance no solo personal, sino familiar, luego comunal y después para el país, creo que el haber venido al Zamorano y todas las herramientas que Zamorano nos da en su programa de Aprender Haciendo, han constituido un completo cambio en nuestras vidas, nos hacemos más responsables, más disciplinados, mejores administradores del tiempo y sobre todo más constantes en esto que constituye nuestro futuro.  Mis aspiraciones a futuro, por el momento terminar pues mi carrera en Zamorano, volver al El Salvador y tratar de seguir estudiando, buscar más oportunidades me gustaría mucho especializarme en energía renovable, creo que es un tema que El Salvador necesita mucho, creo que mi contribución y lo que pienso devolver a mi país al volver por el apoyo que me han dado es ayudar a pequeñas comunidades a que se desarrollen en ámbitos ambientales, conservar las áreas protegidas que ya existen”, Rafael Antonio Quijada Landaverde, segundo año, estudiará la carrera Ambiente y Desarrollo, procedente de Nueva Concepción, Chalatenando.

“Es una experiencia bien diferente a cualquier otro tipo de Universidad, no solo por el sistema de internado, sino porque la carga académica es mucho mayor debido al tiempo que nosotros hacemos para terminar una ingeniería, terminamos una ingeniería en cuatro años incluyendo una tesis, entonces es una carga académica mucho más apretada que una carrera normal. Me gustaría especializarme en ganado lechero, yo soy de Santa Ana, siento que hay mucha materia que todavía se puede explotar, en Latinoamérica si hay ganaderías lecheras pero son ganaderías que no están tan tecnificadas y que se podrían tecnificar más, lo que hay es pequeñas ganaderías que no cumplen con estándares de producción rentables”, Luis Flores, becario de primer año de la carrera Ciencia y Producción Agropecuaria, procedente de Santa Ana.

“La verdad que muchas gracias, porque no hubiera venido si no fuera por su apoyo, porque mi familia no tiene muchos recursos, entonces la decisión de venir aquí fue realmente cuando me dieron la carta de que me daban la beca, si no, no hubiera venido y la verdad que aquí la experiencia es muy diferente y fue aquí que descubrí mi vocación, porque yo solo entré para agronomía, pero eso fue al ver las clases, como eran las cosas Aprender Haciendo.  Me di cuenta que mi vocación era la Industria Alimentaria, uno de mis sueños cuando regrese, es llegar y trabajar en proyectos que fomenten el crecimiento o el desarrollo de pequeñas o medianas empresas, porque a mí me gusta mucho esa parte, porque yo creo que El Salvador tiene mucho campo para crecer en ese sentido, porque la gente es muy trabajadora, quieren superarse y yo he visto el cambio entre todas las culturas, nuestra gente realmente tiene muchas ganas de superarse y tenemos recursos, aunque la gente piense que no, pero nosotros tenemos el ingenio, el recurso humano más bien, yo quiero ayudar a la gente a que se den cuenta realmente el valor que tienen y así desarrollar al país”, María Mercedes Zavaleta, Tercer año de Agroindustria Alimentaria, procedente de Mejicanos.

Durante su recorrido por el campus universitario, el Consejo Directivo sostuvo reuniones en el Centro de Innovación Tecnológica de alimentos y nutrición humana; en el Centro de Investigaciones de la Producción Avícola; en la Unidad de Agricultura Orgánica, en el Centro de Energía Renovable, entre otros.  La Misión de Zamorano es “Desarrollar líderes con base a programas rigurosos, excelencia académica, Aprender Haciendo, Desarrollo de Valores y Carácter”.  

“Actualmente me dedico a la parte de análisis, estoy como analista, la función mía es analizar la parte de humedades, cenizas y también la parte de cromatografías de gases, básicamente ayudo a algunos alumnos a lo que es la elaboración de sus tesis con los ensayos de cromatografías, también los apoyamos en parte de los análisis físicos, textura, viscosidad, color eso en la parte académica y en la parte de servicios que el laboratorio presta mi función es la elaboración de la etiqueta nutricional.  Yo me gradué en el 2010 tengo tres años de haberme graduado, soy de Sonsonate, Juayúa, me siento muy feliz, la verdad que, de no haber sido por el INSAFORP mis logros profesionales no los habría alcanzado, para mí es una satisfacción muy personal el haberme podido graduar tanto con la ayuda de Zamorano como del INSAFORP”, dijo el Ing. Luis Ascencio, docente de Zamorano, graduado con el apoyo del INSAFORP.

En complemento a la preparación académica los estudiantes, desarrollan actividades extracurriculares en las cuales pueden participar según su elección. A cien días de su graduación los jóvenes celebran a lo grande.

El apoyo del INSAFORP surge en 1998 con la creación de un programa de becas, que busca reconocer el compromiso y la capacidad de jóvenes salvadoreños, a fin de  fortalecer al sector agropecuario, a través de la formación de recurso humano calificado.  Con este programa el INSAFORP beneficia anualmente a 75 estudiantes Salvadoreños que cursan primero, segundo y tercer año de ingeniería, con el financiamiento de 60 medias becas y 15 becas completas.