EL SISTEMA DE NORMALIZACIÓN Y CERTIFICACIÓN DE COMPETENCIAS LABORALES EN EL SALVADOR

PRESENTACIÓN

El presente documento describe de manera sintética lo acontecido desde 1995 a la fecha en el tema de certificación de competencias laborales en el Sistema de Formación Profesional de la República de El Salvador.

Su abordaje inicia caracterizando las experiencias internacionales en competencia y certificación que el INSAFORP tomó de base para su propio modelo y luego detalla los resultados obtenidos en cinco modelos implementados, puntuando las implicaciones que su diseño e implementación han requerido en cuanto a investigación, metodologías, capacitación y certificación del recurso humano. Incluye además una serie de esquemas explicativos de dichos modelos.

La certificación de competencias laborales es uno de los ejes estratégicos de la Política Nacional de Formación y por consiguiente todavía queda mucho camino por recorrer en pro de la calificación del recurso humano que permita elevar los niveles de productividad y competitividad  de las empresas, contribuyendo al desarrollo económico y social del país, a la vez que propicia el bienestar del trabajador y su grupo familiar.

 

ANTECEDENTES DE LAS COMPETENCIAS LABORALES

A partir de la década de 1970, industrias en todo el mundo comenzaron a experimentar cambios radicales en sus sistemas de producción como resultado de la entrada de economías nacionales en los mercados modernos globalizados, las crecientes exigencias de productividad y competitividad, y sobre todo, por el desarrollo de tecnología y conocimientos aplicados en  todos los niveles productivos. 

 

Esta situación obligó a modificar la estructura de los mercados de trabajo, la gestión y la organización de los sistemas productivos  (Mertens, 1999). 

Esta necesidad de transformación por parte de las industrias, provocó una creciente demanda de perfiles específicos para desempeñar adecuadamente las nuevas tareas y responsabilidades y llevó a evidenciar dos situaciones:

*La enorme brecha entre los requerimientos de capital humano que demandaban las empresas y lo que existía como tal.

*La poca o nula coherencia de la formación académica con la realidad de la vida y el trabajo

Este conjunto de condiciones evidenciaron la crisis educacional de ese momento y el modelo por competencias comienza a surgir.

La enseñanza para la competencia concretizó el aprendizaje para el dominio de Bloom, e introdujo la división en módulos en los procesos de formación. Un módulo instruccional consistía en una serie de acciones planificadas para volver más fácil el logro de uno o más objetivos de la enseñanza.